Noticias

El 59 % de los mayores que usan Internet pide ayuda a sus familiares

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Madrid, 17 ene (EFE).- Los familiares más cercanos son el primer recurso a los que los mayores que usan internet acuden para pedir ayuda, un 59 % lo hace, mientras que un 26 % recurre a amigos y otro 26 % a empresas o profesionales en caso de tener un problema.

Prácticamente todos estos usuarios, el 90 %, debe pedir ayuda al menos una vez al mes y cerca de la mitad, el 43 %, lo hace una vez por semana mientras que solo el 12 % necesita asistencia tecnológica a diario.

 

Así lo concluye el trabajo de investigación "Brecha digital y personas mayores: alfabetización digital y e-inclusión" realizado por el profesor de la Universalidad CEU San Pablo Leopoldo Abad Alcalá, donde participan también investigadores de la IE Universidad, Universidad Complutense y Universidad de Castilla la Mancha.

Este estudio, para el que se ha realizado una encuesta a 985 mayores de Madrid, Galicia y Granada, concluye además las personas de este colectivo que hacen uso de la red invierten 2,2 horas diarias a esta actividad.

Hasta ocho de cada diez mayores aprendieron el uso de internet mediante un curso y tres lo hicieron con ayuda de familiares y amigos, aunque el proyecto detecta una "escasa eficiencia" de los cursos de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para que desenvolverse con soltura.

Según detalla la universidad en un comunicado, los mayores hacen de media 2,9 cursos de informática básica e internet y la mitad ha hecho un curso también sobre redes sociales.

La necesidad de aprender (89 %), la utilidad de estas tecnologías (31,8 %) y su carácter lúdico (25,8 %) son los motivos por los que los mayores deciden mayoritariamente hacer este tipo de cursos, aunque al 7 % le mueve la presión social o la recomendación de amigos (12,5 %) o familiares (15 %).

Además entre los obstáculos que los mayores encuentran en el uso de esta tecnología destacan el desconocimiento del manejo de programas (48%), la frustración ante problemas que no se sabe resolver (46%) y la desconfianza sobre la seguridad en Internet (42%), seguidos del temor a estropear el dispositivo (39%) y el miedo a perder documentos (36%) y la falta de comprensión de la terminología (35%).

Una vez que acceden, el 64 % lo hace para consultar el correo, el 61 % lee prensa online y el 59 % busca información útil y de ocio (54 %), aunque por el momento solo el 28 % afirma usar internet para hacer trámites y las compras online convencen únicamente al 10 %.

El domicilio es el lugar principal para que los mayores se conecten, en un 80 % de los casos, seguido de lugares públicos como bibliotecas o centros de mayores (30 %), mientras que este colectivo utiliza en la misma medida los terminales móviles y los ordenadores de sobremesa y portátiles con porcentajes entorno al 50 %, en cambio no hacen apenas uso de tablets (16 %) y usan más la televisión conectada (4 %) que los libros electrónicos (3%).

El navegador (86 %), el correo (81 %) y el servicio de mensajería instantánea WhatsApp (74%) son los programas que más usan mientras que encuentran dificultades en dispositivos como consolas y televisiones conectadas o libros electrónicos y consideran más sencillo el móvil o la tablet.

fuente: lavanguardia.com

VOLVER

©2020 INCISO INTEGRACIÓN. Aviso legal | Política de cookies